Acuerdos

of 4

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
PDF
4 pages
0 downs
3 views
Share
Description
Acuerdos
Tags
Transcript
  Los fundamentos políticos para los acuerdos de paz de La Habana con las FARC, consisten en una serie de elementos básicos que se han planteado desde hace un tiempo importante, donde, el gobierno de Juan Manuel Santos se dio a la tarea de ponerle fin a más de 50 años de guerra armada, mediante el diálogo político, tomando temas en donde se puedan ver beneficiados tanto el gobierno, como la misma guerrilla. Fueron muchos los gobiernos que intentaron ponerle fin a estos grupos al margen de la ley, ya sea por la vía diplomática o por las armas, siendo el actual gobierno el encargado de hacer que muchas zonas colombianas, por donde antes no se podía ni transitar en paz, hoy en día se pueda salir a las calles y sentirse libres. El 7 de agosto de 2010, Juan Manuel Santos tomó posesión del cargo de presidente de la República de Colombia y a los pocos días comenzó, tal como lo confesara posteriormente, a escrutar las posibilidades de entablar conversaciones de paz con las FARC-EP. Acompañados por los gobiernos de Cuba y Noruega, representantes del gobierno colombiano mantuvieron conversaciones exploratorias con las FARC durante año y medio lo que permitió, a partir del 23 de febrero de 2012, iniciar un proceso más intenso de diálogo en La Habana que culminó, el 26 de agosto de ese mismo año con la suscripción del “Acuerdo General para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera”.  Este Acuerdo, que establece los principios y procedimientos para las negociaciones, fue firmado por representantes del gobierno de Colombia, de las FARC-EP, y en calidad de testigos por representantes de los gobiernos de Cuba y de Noruega. Sin lugar a dudas este Acuerdo representa una hoja de ruta realista, que no prevé un cese al fuego previo y establece claramente que las conversaciones “se darán bajo el principio que nada está acordado hasta que todo esté acordado”.  Los métodos usados por el gobierno y las FARC, para que la paz fue algo real, se basó en manejar todo el tema de las primeras reuniones en privado, bajo un contexto donde únicamente tanto el los representantes del gobierno como los de  este grupo, fueran los únicos que tuvieran acceso a la información que se divulgaba en dichas audiencias. Sin lugar a dudas, ese fue un método que sirvió mucho para poder llegar a consolidar un acuerdo, ya que, no se le permitió a los medios de comunicación de ningún tipo, acceder a ningún tipo de información que se comentaba entre las ambas partes citadas. Fueron muchas las reuniones que se llevaron a cabo, en donde se empezaron a tocar puntos como; Participación política del grupo, amnistía, restauración de tierras, cultivos ilícitos, entre muchos más. Fue un punto clave para la paz que, así como el presidente Santos comprendió que la guerra no se ganaba con el enfrentamiento armado, las Farc entendieron que nunca conseguirían poder político por medio de las armas. Lo que los mantuvo pegados a sus sillas en La Habana, a pesar del constante tire y afloje, fue la decisión política de las Farc de terminar su guerra contra el Estado colombiano. Una marcada diferencia entre este y procesos de paz anteriores; una oportunidad única, porque Santos y su equipo aprendieron bien los éxitos y fracasos de nuestra larga historia en búsqueda de la paz. Es en eso donde radica la verdadera razón del porque la paz ha sido una realidad, y es el hecho de que ambos se dieron cuenta, de que el mundo, la sociedad como tal, va transcurriendo, la guerra continuaba, y por tantos años sin tener un vencedor claro, acto que se tornó tedioso para ambas partes, ya que, ante una población que va avanzando de acorde al crecimiento global del país, ya se ven confundidos si seguir o no seguir con la catalogada “guerra absurda” por el presidente de Colombia. Como lo dice el libro de política para amador, los problemas están para resolverlos, hay que adaptarse a cualquier situación, el gobierno por ser la representación de todo un pueblo herido y manchada por tanta sangre inocente, debía alzar la voz y decir basta, acto que se dio, se logró avanzar y dejar de lado en parte los ideales de cada parte, para así sentarse y poder alcanzar un acuerdo, que si bien no es el mejor, es lo que hay, y por ende es un acto de mucha relevancia e importancia en los últimos años del país.  El riesgo más usual y benigno es sobreestimar la capacidad de las partes para cumplir los acuerdos, ya porque sean demasiado ambiciosos (magnitud) o porque tomen más tiempo del previsto (oportunidad). Aquí se corre el riesgo de que las partes interpreten la incapacidad de la contraparte como falta de voluntad política, lo cual no es de extrañar, dada la desconfianza que aún conservan los antiguos enemigos militares. Los temas como el desarrollo rural, sin lugar a dudas, fueron de los más problemáticos y mediáticos a la hora de escribir el acuerdo definitivo con la guerrilla, este mismo tema abarca, el uso del suelo, y hasta el mismo tratado de libre comercio. El tema de la participación política, fue muy polémica, porque la guerrilla, quería mucha participación política, como ellos dijeron en repetidas ocasiones, dejar las armas, para hacer políticas, este fue un tema delicado, y lo sigue siendo, porque para muchas personas, a las Farc se le ha dado muy libertad en la política, dejándolos fundar su propio partido político, entre otras cosas. En este tema, las primeras dificultades serán de tipo legal, pues la legislación colombiana veta la entrada en la arena política de quienes hayan sido requeridos por la justicia. Y si los obstáculos locales son superados a través de una amnistía o algún otro acto legislativo, como la reglamentación del denominado Marco para la Paz, los guerrilleros todavía podrían tener que hacer frente a requerimientos internacionales. Es por eso que el tema de la extradición ya fue puesto en la mesa por los delegados rebeldes, que saben que muchos de sus líderes son pedidos por Estados Unidos bajo acusaciones de narcotráfico. El tema de los cultivos ilícitos, viéndose este grupo con la tarea de dejar de inmediato los cultivos ilícitos, fue un tema importante; porque, muchos de los guerrilleros que no accedieron a la dejación de armas y demás, reclamaban que se les debía dejar estos cultivos, y que no querían dejárselos quitar, un punto que tuvo que tardar mucho en poder acabar. Y es que, después de todo, el tema de la  tenencia de la tierra está en la base del conflicto armado colombiano: las mismas FARC nacieron a partir de un grupo de autodefensa campesina constituido en 1964, y el despojos masivo de tierras han sido una de las constantes de un conflicto que ha dejado casi cuatro millones de desplazados.  Además, Colombia continúa siendo uno de los países más desiguales de todo el planeta en lo que a la tenencia de la tierra se refiere, pues según un reciente informe de Naciones Unidas el 52% de la gran propiedad está en manos de apenas el 1,15% de sus habitantes. En cualquier caso, el del tráfico de drogas es un problema complejo que difícilmente encontrará su solución en las conversaciones de paz. Sin lugar a dudas, el acuerdo con las Farc, no ha sido lo mejor para el país, eso está expuesto en muchos de los problemas a la hora de finiquitar dicho acuerdo, pero se logró la tan anhelada paz para un país que sin lugar a dudas lo necesitaba urgente. En el libro política para amador, nos adentra en parte, como podemos hacer que los acuerdos se respeten, como podemos ser una sociedad autónoma, donde nuestra voz sea escuchada por nuestro líderes, esto se vio expuesto a la hora del gobierno en sentarse a hablar con la guerrilla, es por esto, que Colombia es un país que aún necesita aprender mucho, necesitamos ser personas mucho más conscientes de lo que pasa, porque tenemos un paradigma clavado, que dice que, como no nos pasa a nosotros, no nos importa, es por eso que el año inmediatamente anterior gano el NO, en el plebiscito que dio el gobierno, porque nos dejamos meter engaños a la cabeza, en donde, nunca la mayoría de personas se dio si quiera la tarea de leer los acuerdos. El gobierno colombiano ha evolucionado notablemente, de la mano de Santos, ha alcanzado lo que no ha logrado ningún otro gobierno, por eso siempre será recordado, sabiendo que, se luchó por muchos años y que al fin hoy en día en muchas zonas de guerra, se puede respirar un aire distinto, sabiendo que las Farc no delinquen más en el país como grupo revolucionario.
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks